Prensa

Borja Mayoral segundo goleador con mejor promedio del equipo

Jueves, 10 de Mayo del 2018

test picture

Borja Mayoral compite por tener minutos con una de las delanteras más temibles del planeta. Si no la que más. Y con unas circunstancias que no son propicias para que tenga oportunidades. Bale se ha convertido en un suplente habitual al que dar su ración de minutos y titularidades para que las brasas no se conviertan en incendio. Benzema también se ha sentado en el banquillo más de lo habitual. Y de aquel esquema de antaño en el que entraban tres arietes no quedan ni los planos.

 

Ante ese panorama, las apariciones de Borja Mayoral son tan reducidas que se ve obligado a hacer de actuaciones breves sus mejores argumentos para reclamar más escenas en el siguiente capítulo. Y, aunque lo hace, aunque logra ser efectivo en epílogos, el director de rodaje se olvida de él para la semana siguiente.

Borja Mayoral es el segundo goleador más rápido del Real Madrid en Liga y en la temporada. Sólo Cristiano Ronaldo necesita menos minutos que el de Parla para anotar. Un gol cada 129 minutos en lo que va de curso. Siete tantos, los mismos que Casemiro, sólo uno menos que Lucas e Isco. Benzema, el 9 del equipo, lleva 11 tantos en más de 3.000 minutos. Mayoral no llega a 1.000.

Goleadores del Real Madrid

  1. Cristiano - un gol cada 81.88 minutos
  2. Mayoral - un gol cada 129 minutos
  3. Bale - un gol cada 135.63 minutos
  4. Asensio - un gol cada 258.09 minutos
  5. Benzema - un gol cada 277.91 minutos
  6. Isco - un gol cada 344.63 minutos
  7. Lucas Vázquez - un gol cada 346.38 minutos
  8. Ceballos - un gol cada 450 minutos
  9. Casemiro - un gol cada 525.14 minutos
  10. Marcelo - un gol cada 680 minutos
  11. Sergio Ramos - un gol cada 710 minutos
  12. Nacho - un gol cada 785 minutos
  13. Kroos - un gol cada 825 minutos
  14. Achraf - un gol cada 1226 minutos
  15. Modric - un gol cada 1547.5 minutos

En Sevilla salió en el 70' y en apenas un par de minutos demostró más ganas y voluntad que muchos de sus compañeros. Bajó a defender, agarró el balón, porfió ante dos rivales y salió adelante para iniciar un ataque. Pero que su curriculum no se llene de páginas y páginas admirando su capacidad de lucha y entrega, porque esos adjetivos eclipsan sus goles. Si la afición califica de voluntarioso a un futbolista, corre el riesgo de dejarse en un rincón de la memoria sus tantos.

En el Pizjuán dejó uno, de cabeza, que abrió esa pequeña esperanza para que el Madrid se intentase llevar algo positivo de su visita a orillas del Guadalquivir. Un remate de delantero centro, de especialista. De goleador. Lo que es Borja Mayoral.

 

http://www.marca.com/futbol/real-madrid/2018/05/10/5af381fa22601d4b3c8b4582.html

';