Noticia

Madrid se tiñó de blanco para celebrar la decimotercera

Martes, 29 de Mayo del 2018

test picture

Tras levantar su primera Champions League, Borja Mayoral junto con todos los componentes de la plantilla blanca ofrecieron la decimotercera 'orejona' a su afición en la Catedral de la Almudena, en la sede de la Comunidad y en el Ayuntamiento de la capital, antes de terminar la fiesta en la plaza de Cibeles y en el Bernabéu. 

Una fiesta a la altura del éxito logrado, una marea blanca recibió a sus ídolos con motivo de la celebración de la decimotercera Liga de Campeones, la tercera consecutiva y la cuarta en los últimos cinco años. Tras levantar su cuarto título del curso (Supercopa de Europa, Supercopa de España, Mundialito y Champions), Borja Mayoral vivió una espectacular fiesta que demostró la comunión existente entre equipo y aficionados.

Las calles se habían teñido de blanco. La Catedral, la sede de la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid fueron las paradas de la expedición merengue antes de llegar a la fuente de Cibeles. Testigo eterno de los triunfos del conjunto de Chamartín, la diosa recibió besos y fue atraviada con bufanda y bandera del club. Tras cumplir con las tradiciones, los jugadores se dirigieron al Bernabéu. 

Gradas repletas, montaje de luz y sonido, fuegos articifiales. Así recibió el Bernabéu a sus héroes. Los aficionados rindieron tributo al equipo de baloncesto también, que se proclamó campeón de Europa en Belgrado. Por primera vez en la historia un mismo club gana el mismo curso Copa de Europa de fútbol y de baloncesto.

La plantilla al completo celebró el título sobre el terreno de juego. Borja Mayoral vivió una noche maravillosa. Un sinfín de imaágines que quedarán para siempre en la memoria madridista. El Bernabéu echó al telón a otra temporada histórica.